SANTIAGO

Vista de Santiago desde el Cerro Santa Lucía. Portada En viaje Julio 1955, no261, p.261.; Vista Plaza Baquedano. Portada Revista En Viaje no296, junio 1958.; Santiago con lluvia. Portada Re- vista En Viaje no308, junio 1959.

FICHA TÉCNICA

CATEGORÍA          : Paisaje

SUBCATEGORÍA  : Paisaje urbano

CIUDAD                : Santiago

REGIÓN                : Metropolitana

ZONA                    : Centro

AÑO                      : 1930-1962

POBLACIÓN        : 2.020.400 (Censo 1960)

Gráfico y linea de tiempo; elaboración propia.

DESCRIPCIÓN      

La ciudad de Santiago, en su condición de principal centro urbano, concentró un significativo número de imágenes que la presentaron como un importante destino de viaje, capaz de recibir al turista en todas las épocas del año. La imagen que se proyectaba de Santiago era de una ciudad moderna, capaz de ofrecer un turismo urbano que iba de la mano con  el progreso y se reflejaba en nuevas construcciones, obras públicas emblemáticas, un amplio abanico de actividades y oferta cultural variada.

En diversos artículos de la Revista En Viaje, la ciudad fue definida como una gran metrópoli, contando con el confort necesario para el hombre moderno. Asimismo, artículos como “Santiago y Buenos Aires, ciudades monumentales de América” instalaron a la capital chilena en el mismo nivel de progreso de la capital argentina, destacando el nuevo perfil urbano y escala de ciudad que construían los nuevos rascacielos.

La noción de paisaje urbano, fue reflejada mediante dos estrategias, por un lado a través de vistas aéreas de obras públicas emblemáticas como el renovado Centro Cívico proyectado por Karl Brunner el año 1939, o vistas de la Plaza Baquedano hacia el sector oriente de la capital. Por otro lado, Santiago fue retratada desde y hacia sus principales hitos geográficos, los dos cerros más importantes de la ciudad; el cerro Santa Lucía y el San Cristóbal, y el río Mapocho.

El Barrio cívico, visto desde las alturas, constituyó un importante referente del paisaje urbano. La gran escala y carácter moderno de la arquitectura que construyó la caja cívica, fue fundamental para entender ese trozo de ciudad como la representación de la modernización y las transformaciones urbanas que Santiago experimentó durante el siglo XX.

Asimismo, las vistas desde los cerros que se repiten a lo largo del tiempo, contribuyeron a mostrar distintos aspectos del progreso urbano, a través de los edificios que se construían a su entorno, como la emblemática remodelación San Borja y la rápida expansión de la ciudad hacia el oriente.

A través del tiempo se va transformando la imagen con que se representa la ciudad, desde una austera y monumental, a una más viva y cotidiana. Así lo muestran las imágenes acuareladas de la Alameda, a la altura de la Santiago Iglesia San Francisco, (Nº272 de 1956), o de la misma avenida a la altura del Banco del Estado (Nº308 de 1959). Dos imágenes de un Santiago invernal, lluvioso, pero también dinámico, donde peatones, automóviles y tranvías dibujan la condición congestionada de ambas imágenes.