HOTEL PUCON

Hotel Pucón. Guía del Veraneante 1962, p.128.; Hotel Pucón. En Viaje 1937, Enero, portada.; Hotel Pucón. Guía del Veraneante, 1935, Portada.

FICHA TÉCNICA

CATEGORÍA               : Infraestructura turística

SUBCATEGORÍA       : Hotelería/refugio/terma

UBICACIÓN               : Pucón

REGIÓN                     : Región de la Arauncanía

ZONA                         : Sur

ARQUITECTOS        : Departamento de Arquitectura Ferrocarriles del Estado

AÑO                          : 1934-1935

CONSTRUCTORA    : Alfredo Boni

MANDANTE             : Ferrocarriles del Estado

SUPERFICIE             : 14.400 m²

CAPACIDAD             : 150 personas

MATERIALIDAD      : Hormigón armado

PROGRAMA           : Hotel de 4 pisos que contemplaba un comedor para 200 personas, bar, sala de billar, sala de juegos, peluquería, locales comerciales, salas de estar en cada piso y habitaciones en piso 2, 3 y 4. Equipamiento exterior : muelle, canchas de golf, actividades de pesca y paseos por el lago.

ACCESIBILIDAD   : Estación de ferrocarril Villarrica; desde ahí transporte terrestre.

Gráfico y linea de tiempo; elaboración propia.

DESCRIPCIÓN

El Gran Hotel Pucón fue construido a orillas del Lago Villarrica en 1934. Su emplazamiento estratégico y sus dimensiones lo posicionaron como elemento colonizador en una localidad conocida hasta ese momento sólo por sus atractivos naturales. El hotel constituyó  además, el primer emprendimiento desarrollado dentro del programa de construcciones hoteleras de la empresa de Ferrocarriles del Estado. El diseño estuvo a cargo del Departamento de Arquitectura de la misma empresa estatal y su administración estuvo en manos de la Organización Nacional Hotelera Bonfanti S.A, llamada desde 1947 Organización Nacional Hotelera S.A (ONHSA) y  a partir de 1961 Hotelera Nacional (HONSA).

Desde su inauguración en 1935 el hotel se transformó en la postal recurrente de Pucón. El emplazamiento paralelo al lago Villarrica y al Volcán Osorno,  estableció una relación de dominio frente al paisaje, a través de un edificio que constituía en sí mismo una acción modernizante.  Las fotografías y publicidad en los medios de difusión turísticos dieron cuenta del hotel como elemento central de la composición, donde la secuencia de lago, hotel y volcán fue capturada reiterativamente por fotógrafos, turistas e ilustradores.

El Hotel Pucón fue promocionado desde el confort y servicios modernos propios de los grandes hoteles internacionales, ofreciendo al turista las mismas comodidades de la ciudad en los paisajes inexplorados del sur de Chile. Tenía una capacidad para 150 personas y estaba organizado en cuatro pisos; el primer nivel albergaba los espacios comunes de estar además de servicios como salones de peluquería, salas de juegos, bar,  locales comerciales para concesiones  y salas de juegos; mientras que en los niveles superiores se distribuían 97 dormitorios organizados en departamentos y habitaciones simples que contaban con instalaciones de calefacción central y agua caliente y fría.

Si bien la mayor cantidad de fotografías retrataron al hotel desde vistas lejanas, también fueron registradas áreas exteriores como la plaza de acceso desde la calle,  la terraza que enfrentaba al lago y el muelle, espacios comunes desde los cuales el turista podía contemplar y disfrutar el paisaje. Asimismo, la organización de la planta en H permitía la multiplicación de las vistas de las habitaciones tanto hacia el volcán como hacia el Lago.

La apariencia exterior del hotel de arquitectura tradicional, contrastó con un posicionamiento e imagen moderna asociada más bien a condiciones de emplazamiento, dominio del paisaje y equipamiento que introdujeron en su conjunto una nueva concepción de la infraestructura hotelera en Chile.