ESTADIO NACIONAL

Estadio Nacional. Mundial de Fútbol 1962. Guía del Veranenate, 1962, p.10.; Estadio Nacional. Guía del Veraneante, 1962, Portada.; Estadio Nacional. En Viaje 1956, Mayo, Portada.

FICHA TÉCNICA

CATEGORÍA          : Iconografía

SUBCATEGORÍA  : Arquitectura pública

CIUDAD                : Santiago

REGIÓN                 : Metropolitana

ZONA                     : Centro

DIRECCIÓN           : Av. Grecia entre Pedro de Valdivia y Marathon

ARQUITECTOS     : Ricardo Müller, Aníbal Fuenzalida y Roberto Cormatches

AÑO                        : 1937- 1938

CONSTRUCTORA : Sociedad Salinas y Fabres Limitada

SUPERFICIE          : 62 há.

MATERIALIDAD    : Hormigón armado

PROGRAMA         : En el Estadio: Oficina de Correo, Sala de médicos, gimnasio, salón de conferencias, biblioteca, habitaciones para deportistas, restaurante.

Complejo total: Estadio, gimnasio, plaza de juegos infantiles, pista atlética, piscina campeonatos, piscina pública, casino, canchas de tenis, basquetball, rugby, futbol infantil y ring de box.

Gráfico y linea de tiempo; elaboración propia.

DESCRIPCIÓN      

El Estadio Nacional fue construido en 1938, en los terrenos correspondientes a la chacra “Lo Valdivieso” en Ñuñoa. El complejo deportivo albergaría en aproximadamente 62 há, el equipamiento necesario para consolidar la práctica deportiva en Chile. El diseño fue realizado por los arquitectos Ricardo Müller, Aníbal Fuenzalida y Roberto Cormatches y construido por la Empresa Constructora Salinas y Fabres, durante el gobierno del Presidente Arturo Alessandri Palma.

El anfiteatro del estadio tenía capacidad para 52.000 personas, y contenía además de la cancha de futbol una pista de atletismo y velódromo de 500 mts, diseñados de acuerdo a los estándares que la Federación Internacional había establecido en ese momento. Junto con el edificio principal, el diseño del complejo deportivo contempló una serie de canchas menores para la práctica de deportes, una piscina, ring de boxeo, estacionamientos e intervenciones a nivel urbano para facilitar el acceso.

La celebración del Mundial de 1962 en Chile, situó el Estadio como protagonista de las portadas de las revistas y guías turísticas, en las cuales el Estadio aparecía fotografiado desde las alturas, como un imponente escenario del campeonato de futbol, que a plena capacidad, daba cuenta del impacto que el mundial había traído para el turismo de Chile y específicamente de Santiago. Otras fotografías e ilustraciones mostraron reiterativamente la fachada y el acceso principal, enfatizando la condición moderna del recinto.