CAP DUCAL

Viña del Mar, Restaurante Cap Ducal. Guía del Veranenate, 1942, p.49; Cap Ducal. Guía del Veraneante, 1940, p.37; Publicidad Viña del Mar. Guía del Verane- ante, 1943, p.48.

FICHA TÉCNICA

CATEGORÍA             :  Infraestructura turística

SUBCATEGORÍA      : Equipamiento

UBICACIÓN              : Viña del Mar

REGIÓN                     : Valparaíso

ZONA                         : Centro

DIRECCIÓN               : Av. Marina Nº51

ARQUITECTOS         : Roberto Dávila Carson

AÑO                           : 1936

CONSTRUCTORA    : Franke é Izarnotegui

MANDANTE              : Domingo Tocornal Matte

SUPERFICIE             : 700.3147 m2

MATERIALIDAD       : El edificio original es de hormigón armado, barandas de acero tipo barco, y ventanales de fierro.

PROGRAMA            : Restaurante y salón de té.

Gráfico y linea de tiempo; elaboración propia

DESCRIPCIÓN

El Restaurante Cap Ducal, construido en 1936 y diseñado por Roberto Dávila introdujo un programa de Salón de Té y restaurante sobre una condición geográfica excepcional; ubicado en el costado norte del encuentro del Cerro Castillo, en la desembocadura del estero Marga Marga y el mar. El propósito original fue un Restaurante, sobre los cimientos donde se ubicaba antiguamente una casona que era utilizada como Salón de Té, propiedad de Alberto Mackenna y Mercedes Matte. Domingo Tocornal Matte adquiere el salón de té y llama a concurso privado a los arquitectos Roberto Dávila, Jorge Arteaga, y Costabal y Garafulic, para la construcción de un nuevo restaurante.

El Restaurante se configuró a partir de una arquitectura de clara referencia naval, haciendo alusión a la presencia constante de transatlánticos en el puerto de Valparaíso, afiliándose también con una arquitectura náutica inserta en el contexto disciplinar internacional, y proveniente de un estado de transición del Art Decó presente en las costas de Miami, Montevideo, San Sebastián o Río de Janeiro. Desde un punto de vista arquitectónico, el proyecto propuso una serie de espacios intermedios entre la calle y el mar, a través de recorridos perimetrales, abalconamientos y terrazas. El volumen neto, claramente agudizado por la condición triangular del terreno, favorecía las perspectivas que lo van desvaneciendo, desde la calle hacia las terrazas proyectadas sobre el mar.

El restaurante fue promocionado, tanto en la revista En Viaje como en la Guía del Veraneante, destacando en fotografías y publicidad su excepcional localización y su evidente estética naval. El restaurante logró convertirse en elemento único y referencial en la imagen de Viña del Mar.