BARRIO CIVICO

Santiago. Plaza General Bulnes. Guía del Veran- enate, 1943, p.57.; Santiago. Plaza de la Constituición. Guía del Veraneante, 1945, p.73.; Ministerio de Hacienda y Hotel Carrera. Guía del Veraneante, 1956, p.99.

FICHA TÉCNICA

CATEGORÍA          : Iconografía

SUBCATEGORÍA  : Espacios públicos

CIUDAD                : Santiago

REGIÓN                : Metropolitana

ZONA                    : Centro

DIRECCIÓN          : Catedral, Amunátegui, Estado, Avda. Bernardo O’Higgins

ARQUITECTOS    : Carlos Vera, Karl Brunner, Smith Solar, Smith Müller, Luis Muñoz Maluscka y René Aranguiz

AÑO                      : 1930-1940

ELEMENTOS

-        Edificio del Diario La Nación, 1929

-        Ministerio de Hacienda, 1929

-        Caja Nacional de Ahorro, 1929

-        Plaza de la Constitución, 1935

-        Edificio del Seguro Obrero, 1935

-        Hotel Carrera, 1935

-        Edificio Caja de Retiro y Monetario de las Fuerzas Armadas, 1936

-        Edificio de la Industrial Salitrera, 1940

 

Gráfico y linea de tiempo; elaboración propia.

DESCRIPCIÓN      

Entre los años 1930 y 1940, se llevó a cabo en la capital de Chile, Santiago, una de las reformas más importantes de la ciudad, tanto por sus dimensiones, como por su unidad y continuidad como proyecto urbano. A través de una ley específica  y la contratación de renombrados arquitectos, como Smith Miller y Smith Solar, y posteriormente al urbanista vienes Karl Brunner, se logró consolidar una intervención que afectó directamente a la Casa de Moneda (el palacio presidencial) y su entorno inmediato.

Esta intervención tenía dos finalidades: una funcional de reunir los servicios estatales para una coordinación y control , y otra urbana, que pretendía poner en valor el edificio de la Moneda, realzando sus condiciones arquitectónicas como eje representativo de la ciudad. Por ello, se demolieron y despejaron las manzanas norte y sur del Palacio de la Moneda, para creación de la Plaza de la Constitución y la Plaza Bulnes.

El paso siguiente fue la conformación de los bordes perimetrales a La Moneda y a las Plazas con nuevos edificios, que albergaron las dependencias gubernamentales más importantes del país. Estas obras conformaron una nueva altura (mayor que la del Palacio de la Moneda), configurando un conjunto homogéneo de fachadas que contendría en su interior el palacio presidencial.

La nueva imagen del centro cívico de Santiago, constituyó la mayor postal promocionada en las Revistas y Guías de turismo de la época. En ellas se retraba el Barrio Cívico, preferentemente en dos tipos de encuadre; la vista desde lo alto que mostraba la condición urbana de sus plazas, con automóviles y transeúntes, mostrando su vida de metrópolis, y las desde el nivel del peatón, mostrando muchas veces la congestión y estacionamiento de vehículos. Estas imágenes se contraponen a las publicadas en revistas disciplinares , donde se muestra el Barrio Cívico casi sin personas y los autos en segundo plano, haciendo alusión a las condiciones de homogeneidad de las fachadas y a los múltiples monumentos conmemorativos dispuestas en ellas.

En las revistas de difusión turística destacan dos artículos que retrataban la condición metropolitana de Santiago en el cual se enmarcaba el proyecto del Barrio Cívico, uno de 1941,  ”Santiago y Buenos Aires, ciudades monumentales de América ” y otro de 1948, “Santiago, la ciudad monumental de Los Andes” , donde se caracterizaba a la ciudad como una monumental, haciendo referencia a la imagen moderna enfatizada por el cambio de escala que proponía la renovación urbana descrita, y por sobre todo, a la solemnidad impuesta por la fachada continua por los nuevos edificios de borde, además de la incorporación de fuentes y esculturas.